8-Pi

8

Pi: la solidaridad (el mantenerse
unido)
 

Hexagrama 1Arriba K’an, lo abismal, el agua

Hexagrama 1Debajo K’un, la receptivo, la tierra

Solución general: Quien no comparta todos los
principios de un verdadero centro de unión, quien no se identifique con él, debe
buscarse otro que se adapte a sus necesidades y a su forma de ver las
cosas.
Toda solidaridad exige un centro de unión. Este centro pueden ser unos
principios sabios y justos o un hombre sabio, fuerte y justo. Convertirse en el
centro de la solidaridad exige una gran responsabilidad, requiere que nuestro
fuero interno domine la grandeza, la consecuencia y la fortaleza. Quien no reúna
estas condiciones no debe convertirse en dirigente, en centro de la unión, pues
causaría confusión y más daño que si no hubiera existido confusión alguna.

Mutaciones
(se leen de abajo arriba)

Mutación de
la línea 1:

En todas las relaciones humanas la veracidad y la sinceridad es
la base correcta de comportamiento y actitud. Estas virtudes no deben basarse en
bellas palabras o grandes discursos, sino en la verdad interior de cada uno, una
verdad que atrae la felicidad.

Mutación de la línea 2:

Quien busca la solidaridad con fines egoístas y ambiciones
inconfesables, se pierde a sí mismo, pues se separa de su autentica naturaleza
interior y esta separación la traerá la desgracia.

Mutación de la línea 3:

Cuando nos relacionamos con personas que no son las adecuadas,
que no comparten nuestros valores, es preciso no dejarse arrastrar por ellas, es
preciso no entrar en confianzas, pues solo así se mantiene uno libre para
relacionarse con las personas adecuadas.

Mutación de la línea 4:

Estamos en una situación en la cual nuestras relaciones
solidarias son las adecuadas para nuestros valores internos, sin embargo es
preciso mantenerse firme en las propias convicciones y no dejar que nada nos
confunda o nos induzca a error.

Mutación de la línea 5:

Cuando no rogamos a nadie, cuando no adulamos, cuando nos
limitamos a desarrollar nuestra naturaleza interior, entonces la gente que nos
conviene y que comparte nuestros valores, se acercará a nosotros libremente,
atraídos por nuestra sinceridad y grandeza interior.

Mutación de la línea 6:

Quien desconfía cuando tiene delante de si los valores de la
verdadera unión, y no se entrega a ellos por miedo a una entrega plena y
verdadera, tarde o temprano pagará su error.