48-Ching

48

Ching: el pozo de agua
 

Hexagrama 1Arriba K’an, lo abismal, el agua

Hexagrama 1Debajo Sun, lo suave, el viento, la madera

Solución general: En este signo hay dos
imágenes. Por n lado, la imagen del agua subiendo desde la tierra a través de
las raíces y las arterias de las plantas. Por otro lado, la imagen de un pozo
del que mediante una vara atada a un cubo se extraía el agua. El pozo es la
imagen de una fuente inagotable de alimento.
También se alude a la formación
de nuestro carácter individual. Por un lado, ese carácter se ha de formar
recurriendo a la naturaleza divina de la esencia humana. Sin embargo, hemos de
procurar no quedarnos en la superficie de lo humano, sino que debemos de llegar
hasta su raíz. Quien se queda atascado en las convenciones, en las costumbres,
en lo superficial, no llega al verdadero sentido de lo humano. Por otra parte,
no debemos abandonar por nada la formación de nuestro carácter.

Mutaciones
(se leen de abajo arriba)

Mutación de
la línea 1:

Quien se abandona a sí mismo, no recibe ayuda de nadie.

Mutación de la línea 2:

No debemos perder nuestras buenas dotes. Quien abandona sus
dotes no recibe ayuda y tiende a cultivar solamente el trato con personas
indeseables.

Mutación de la línea 3:

Somos como un pozo limpio y claro cuya agua todo el mundo desea
beber, sin embargo.

Mutación de la línea 4:

Los pozos necesitan reparaciones cada cierto tiempo. Mientras
duran las reparaciones, nadie puede beber su agua. Igualmente nosotros
necesitamos regenerar nuestro carácter, poner en orden nuestras vidas, y aunque
mientras tanto nadie puede beber nuestra agua, es completamente necesario que lo
hagamos.

Mutación de la línea 5:

Tenemos un agua fresca y buena, pero la mejor agua solo es útil
si es sacada del pozo. Es decir, debemos convertir en hechos nuestras enormes
cualidades interiores.

Mutación de la línea 6:

Somos como un pozo inagotable. Cuanta más gente acuda a
nosotros, cuanta más agua repartamos, mayor será nuestra riqueza interior.