40-Hsieh

40

Hsieh: la liberación 

Hexagrama 1Arriba Chen, lo suscitativo, el trueno

Hexagrama 1Debajo K’an, lo abismal, el agua

Solución general: El trueno y el agua son
signo de tormenta. Cuando la tormenta descarga viene la liberación de las
tensiones y comienza un tiempo de superación de las dificultades.
Cuando las
dificultades se resuelven, no es siempre debido a nuestra actitud, sino que
llega a nosotros un tiempo favorable, por eso, no es cuestión de exagerar
nuestros éxitos, nuestros triunfos. La humildad, la modestia, es sobre todo
necesaria en las buenas épocas, pues de lo contrario la arrogancia dominará
nuestro interior y aunque obtengamos éxitos exteriores habremos retrocedido en
nuestro crecimiento interior.

Mutaciones
(se leen de abajo arriba)

Mutación de
la línea 1:

Cuando las dificultades han pasado es cuestión de reposar para
reponerse de las agitaciones y sinsabores. Es cuestión de mantenerse sereno y
quieto.

Mutación de la línea 2:

Se debe descubrir a los causantes de los problemas y acabar con
sus intrigas, para que así la liberación pueda producirse. Pero la lucha contra
estos intrigantes astutos y aduladores ha de ser llevada mediante moderación,
sin extremismos, rectamente.

Mutación de la línea 3:

Quien pasando de un estado de necesidad a uno de prosperidad
presume de sus riquezas, atraerá a los ladrones. Por otro lado, cuando obtenemos
una posición más elevada, debemos demostrar que somos dignos de ella.

Mutación de la línea 4:

Se debe tener mucho cuidado con gentes sencillas que estén
cerca de nosotros. El peligro estriba en el hecho de que consigan hacerse
indispensables para nosotros.

Mutación de la línea 5:

Liberarse de las compañías que no nos convienen, liberarse de
gentes egoístas y astutas, requiere una firme decisión interior.

Mutación de la línea 6:

Se debe eliminar drásticamente a aquellos que ocupan posiciones
elevada sin tener méritos para ello, pues solo así será posible la liberación.