35-Chin

35

Chin:
el progreso
 

Hexagrama 1Arriba Li, lo adherente, el fuego

Hexagrama 1Debajo K’un, lo receptivo, la tierra

Solución general: La idea, la imagen de
progreso nos la da el sol que va elevándose sobre la tierra. Es un progreso
rápido y fácil, que a la vez implica una claridad de alcance cada vez
mayor.
El camino del crecimiento interior, del crecimiento espiritual, no
consiste en conquistar metas, ni en subir altas montañas, sencillamente consiste
en limpiar nuestra naturaleza interior de todas las impurezas y errores que
hemos ido acumulando en nuestro vivir diario. Cuando esa naturaleza está limpia
somos inocentes, sinceros, somos nosotros mismos, pero también somos sabios pues
hemos aprendido a vivir en armonía con nosotros mismos y con el universo, y
quien es sabio es feliz.

Mutaciones
(se leen de abajo arriba)

Mutación de
la línea 1:

Estamos en los inicios del progreso y tenemos dudas acerca de
si seremos aceptados o rechazados. El consejo del I Ching es que continuemos lo
que hemos emprendido siguiendo siempre el camino recto.

Mutación de la línea 2:

No podemos establecer contacto con la persona que nos puede
aportar la felicidad. En esta situación se trata de permanecer perseverantes
oues esa persona finalmente nos otorgará la felicidad que esperábamos.

Mutación de la línea 3:

Avanzamos en compañía de gente que aprueba nuestra actitud.
Esto debe darnos aliento para seguir adelante.

Mutación de la línea 4:

En épocas de progreso es fácil caer en la tentación de juntar y
acumular muchas cosas, sobre todo si ocupamos un puesto que en justicia no nos
corresponde. La falta de egoísmo es lo correcto.

Mutación de la línea 5:

Olvídate de las pérdidas o de las ganancias, éstas son cosas de
orden inferior. Asegúrate un camino que te permita en el futuro una acción
benéfica para con los demás.

Mutación de la línea 6:

El uso de la agresividad solo es correcto cuando se trata de
oponerse a las faltas de las personas que nos rodean. Cuando actuemos así
debemos olvidarnos del peligro que corremos con semejante actitud, pues
evitaremos males mayores para nosotros mismos.