25-Wu Wang

25

Wu Wang: la inocencia (lo
inesperado)
 

Hexagrama 1Arriba Ch’ien, lo creativo, el cielo

Hexagrama 1Debajo Chen, lo suscitativo, el trueno

Solución general: El hombre nace con una
naturaleza esencialmente buena. Esa es la inocencia. A medida que vivimos esa
inocencia queda prisionera de nuestros errores y de nuestra ignorancia, pero
siempre permanece íntegra y dispuesta a aflorar cada vez que la convocamos
mediante una serena espiritualidad, mediante nuestras virtudes más
elevadas.
La inocencia es todo aquello que de manera natural y espontánea
surge de nuestra naturaleza ariginal. Se trata de todo aquello que hacemos
conforme a nuestra autentica naturaleza, de todo aquello que hacemos sin buscar
recompensas de ningún tipo, sin ninguna clase de segundas intenciones, de todo
aquello que hacemos con absoluta sinceridad y autenticidad.

Mutaciones
(se leen de abajo arriba)

Mutación de
la línea 1:

Inocencia es igual a éxito. Haz que los demás reciban los dones
generosos de tu inocencia, haz que los demás cultiven su propia inocencia.

Mutación de la línea 2:

Todo acto debe realizarse por sí mismo, porque en ese momento
es lo que creemos que tenemos que hacer. Si antes o durante la realización de un
acto pensamos en las recompensas o ventajas que obtendremos, si calculamos
cuales será nuestras ganancias, entonces se perderá el éxito.

Mutación de la línea 3:

Hay veces que la desgracia cae sobre nosotros sin que tengamos
ninguna culpa, son desgracias causadas por nosotros, o bien por elementos
externos ajenos a nosotros. Por eso, aunque seamos inocentes también debemos ser
precavidos.

Mutación de la línea 4:

Los avances espirituales que hemos logrado son nuestros y nadie
puede quitárnoslos si nosotros no queremos. Por lo tanto no nos preocupemos por
eso, sino por permanecer leales a nosotros mismos sin escuchar a aquellos que
pueden desviarnos de nuestra propia personalidad.

Mutación de la línea 5:

Si desde el exterior, nos llega un mal inesperado, no causado
por la propia naturaleza o actitud de uno, no debemos buscar remedios externos,
sino que debemos dejar que la naturaleza sigua tranquilamente su curso y
entonces todo mejorará por sí mismo.

Mutación de la línea 6:

Hay veces que el tiempo nos trae situaciones en las que no es
posible avanzar. En estas situaciones no se debe forzar las cosas, sino esperar
serena e inocentemente la llegada de tiempos favorables, pues cualquier cosa que
intentemos no tendrá éxito y gastaremos fuerzas en vano.