23-Po

23

Po: la desintegración 

Hexagrama 1Arriba Ken, el aquietamiento, la montaña

Hexagrama 1Debajo K’un, lo receptivo, la tierra

Solución general: No es propicio emprender
nada pues no tenemos nada a nuestro favor. Hay que esperar a que la situación se
vuelva propicia. Mientras esperamos cultivamos nuestro interior. En este caso se
trata de imitar a la montaña y a la tierra.
La montaña significa quietud y
calma. La tierra simboliza la docilidad y la entrega. Estamos ante una situación
adversa provocada por las leyes del universo, unas leyes contra las que no se
puede luchar, sino a que se vuelvan positivas. Mientras se espera, lo único que
puede hacerse es mantener a salvo, evitar males mayores.

Mutaciones
(se leen de abajo arriba)

Mutación de
la línea 1:

Aquí se nos advierte de que las personas mediante intrigas, y
calumnias dominan la situación. No puede hacerse nada ara evitarlo, solo es
cuestión de esperar y mantenerse a salvo.

Mutación de la línea 2:

Evitaremos males mayores si somos extremadamente cautelosos, y
en vez de empeñarnos y mantener nuestras opiniones contra viento y marea sabemos
adaptarnos a la situación. No es el momento para que nuestra luz brille, sino
para resignarse a una mala situación y esperar a que pase.

Mutación de la línea 3:

Aun nos encontramos rodeados de gente indeseable y peligrosa,
sin embargo, interiormente mantenemos vínculos que nos dan fuerza para soportar
la situación.

Mutación de la línea 4:

La mala suerte ha llegado pero es posible contrarrestarla. Los
poderosos triunfan y los débiles son derrotados. Con lo cual la adversidad ha
llegado a su fin.

Mutación de la línea 5:

Todo es favorable y fuerte. Debido a la influencia positiva del
principio Yang las cosas se vuelvan propicias.

Mutación de la línea 6:

La simiente del bien nunca desaparece y puede soportar los mas
duros inviernos y las mayores sequías, pues la esencia de la naturaleza humana y
de todas las cosas es el bien.